ihpone android

LO MAS VISTO

Lunes, 26 Mayo 2014 07:58

El calor y la sequía empequeñecen el calibre de la fruta y la endulzan

calor-sequia

Las temperaturas veraniegas que se vienen registrando prácticamente desde principios de abril han hecho que la fruta en la Vega Alta se adelante en maduración entre dos y tres semanas, pero también que el calibre sea menor que otros años. Por ello, y aunque el sabor por la concentración de azúcares es más saludable, en los mercados más exigentes, que prefieren piezas grandes, a los agricultores les está costando más trabajo exportar sus productos.

Pascual Hortelano, responsable del sector de fruta de hueso de la Federación de Cooperativas Agrarias, considera que la pertinaz sequía que padecemos es, en gran medida, responsable de esta situación. «Arrastramos casi ocho meses sin apenas lluvia y una media de temperaturas entre 25 y 30 grados en marzo y abril, lo que está produciendo un gran estrés en los árboles. Es cierto que el agua a ras no nos falta a través de los riegos, pero los árboles necesitan precipitaciones, sobre todo en otoño y en invierno, y este año no las hemos tenido», señala Hortelano.

La precocidad de la producción ha hecho que los productores precisen de gran cantidad de mano de obra, lo que incluso ha provocado que exista cierta dificultad a la hora de encontrar trabajadores.

Según explica Pascual Hortelano, el sector comenzó a contratar a personal a principios de febrero para las labores de aclareo en flor y, prácticamente, las tareas no han cesado desde entonces. «Esto nos invita a pensar que todos los trabajadores disponibles están en los campos, eximiéndonos también de la problemática de años anteriores, cuando no podíamos absorber tanto mano de obra. Ahora está sucediendo todo lo contrario y estamos rondando el cien por cien de la contratación».

La sequía que en los últimos meses se registra en el sureste y en la comarca de la Vega Alta también está afectando a los regadíos. Hortelano señala que el agua de lluvia es necesaria para que se laven los bulbos de los árboles, así como para proporcionar la humedad ambiental necesaria a las plantaciones.

Por otra parte, los agricultores están también muy preocupados por lo que pueda venir, ya que este año se está forzando el riego para poder sacar las cosechas adelante. «Los recursos se están agotando rápidamente, por lo que si sigue sin llover, no queremos ni pensar lo que podría suceder».

Información obtenida de http://www.laopiniondemurcia.es/

Llévanos en tu móvil

 pie macpie androidblackberry

La Realidad Oculta

1540055827127834

ESCÚCHANOS

ELIGE TU REPRODUCTOR

  

LO MAS VENDIDOS

SIGUENOS

EL TIEMPO EN CIEZA

NUESTRA CIEZA

Scroll to top